Augustin Ghebaru ambienta el Hospital Provincial de Castellon con un mural de arte rupestre

El artista rumano, Augustin Constantin Ghebaru, ha llevado los bisontes de Altamira hasta las paredes del Hospital Provincial de Castellon. Su impactante mural, decora las paredes del nuevo centro hospitalario.

 

El Pintor de Altamira 

 

Bisontes, caballos, mamuts y leones prehistoricos andan sueltos por la primera

planta del Hospital Provincial de Castellon. Desde principios de enero, una replica del mejor arte paleolitico mundial ambienta los pasillos del edificio nuevo del centro hospitalario. Es el primer mural realizado en estas instalaciones sanitarias.

Su enorme fachada acristalada permite ver desde el exterior las figuras de animales que componen este sorprendente mural de tonos ocres y negros.

Llegado el momento de elegir el tema, Augustin Ghebaru, rumano afincado en la ciudad de la Plana, descarto pintar bonitos paisajes de su tierra natal.

Cuando la direccion del centro le encomendo el mural, desoyendo sugerencias de amigos y conocidos, el joven artista opto por “un tema muy español y universal a la vez, algo que resultara inesperado”.

Bajo el nombre de Altamira, Ghebaru recreo el arte rupestre de las famosas grutas cantabras con la intencion de “lograr un contraste entre lo moderno y lo antiguo”; entre la moderna construccion arquitectonica que acoge su obra y “la noche de los tiempos que nos separa de las primeras formas de arte”.

Mientras paleontologos y otros especialistas siguen discutiendo si los dibujos originales obedecieron a una simple estetica o a algun otro objetivo, Ghebaru tiene claro que su mural “no busca la belleza, sino hacer pensar” a quien lo contemple.

Esta obra, realizada de forma altruista, “quiere llamar a la reflexion sobre las injusticias sociales” que preocupan a su autor y “contraponer la simplicidad del primer arte de la humanidad a la sencillez del arte moderno abstracto demuestra que retornamos al origen, que no hay diferencias entre el lugar de donde venimos y al que nos dirigimos”.

Ghebaru cuenta a “SÌ Se Puede “que elegir arte rupestre “fue un riesgo necesario”. “No sabia si la idea gustaria, pero habia que correrlo para poder transmitir un mensaje, hacerlo servir de estimulo, porque hay demasiadas injusticias en el mundo”, explica.  

                       

Un mundo sin fronteras

 “Con mi obra, he querido romper el aislamiento de aquella cueva y sacarla a la luz, traerla aqui para que la gente piense de donde venimos, lo que Èramos, y lo compare con lo que somos”.

El autor de la escena considera que su idea sigue “la tendencia general del mundo actual de fusionar culturas, y hace caer las fronteras, un invento humano que no tiene sentido, porque divide el mundo ” .

“Siempre deseoso de conocer cosas y paises nuevos, pero muy feliz en Castellon desde hace 7 años”, este artista rumano recuerda a “SÌ, se puede” la condicion de nomada de la especie humana y las grandes oleadas migratorias “sin las que no se comprende el mundo actual”.

El pintor opina que, “si miramos hacia atras, vemos que la Tierra era un solo pais y que la antigua historia humana demuestra que todos tenemos derecho de viajar donde queramos, sin necesidad de soportar burocracias, visados y ningun otro tipo de impedimentos”.

 La maquina del tiempo
 

 

A menudo recuerda su “maravilloso” viaje en la maquina del tiempo, “no tan facil” como imagino en un principio. Meterse en la piel del anonimo y “magistral” pintor de Altamira le obligo a dejar en el anden sus estudios de arte y sus probados conocimientos pictoricos. “Pero, sobre todo, tuve que olvidar el artificio, que era un hombre moderno, rumano, europeo, donde vivia y cuando”.

Aparco los pinceles, ensucio sus manos con pinturas ocres y negras, y se dispuso a trazar manchas que fue convirtiendo en bisontes. “Conseguir el estado mental es tremendamente dificil e importante, porque los sentimientos se reflejan en la obra”.

Sin embargo, una vez firmado el mural, el reto perdura. “Aquella experiencia todavÌa me sigue haciendo pensar sobre la esencia del ser humano, sobre lo que tenemos en comun al margen de las culturas de cada paÌs. Mas alla del espacio, del tiempo y de las diferencias personales palpita el espiritu de la humanidad”.

 Ana Sancho/Sergey Drobkov

 

Bizancio , decoracion de la corona

Estas imagenes son de ayer . Esta vez publicare yo las fotos para adelantar un poco y ahorar el tiempo  de mis compañeros ( Gracias Oana y Gabi , por vuestra voluntad de ayudarme con el blog). Como hemos dicho hace unas semanas , vamos a decorar tambien la corona de la iglesia. Los responsables religiosos eligieron  “La Trinidad” pero no la habitual “Trinidad” que es mas comun en las iglesias catolicas. Desearon la antigua imagen de la “Trinidad” , la imagen Bizantina donde aparecen los tres angeles sentados y servidos por San Juan y la Virgen Maria. El grado de dificultad es bastante alto , dado la complejidad de la composicion ,como tambien la altura donde se debe pintar el mural . Esta vez he trabajado junto con el padre Octavian y los dos creo que hacemos un buen equipo ( el final lo dira ). Esperamos que en la proxima semana tendremos el mural acabado . Quiero agradecer a mis colegas del foro Artelista por los bonitos mensajes que me enviaron  …….Os quiero a todos !!!!

Un fuerte abrazo !

Augustin